Marcela Fushimi

Universidad Nacional de La Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.
Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (IdIHCS-Conicet)
https://orcid.org/0000-0002-7266-8216
Licenciada en Bibliotecología y Documentación (Universidad Nacional de La Plata, 2004) y Magister en Ciencia, Tecnología y Sociedad (Universidad Nacional de Quilmes, 2018). Docente de la carrera de Bibliotecología y Ciencia de la Información de la UNLP en el área de Tecnologías de la información. Directora de la Biblioteca "Profesor Guillermo Obiols" de la FaHCE-UNLP (www.bibhuma.fahce.unlp.edu.ar), que tiene a su cargo el desarrollo del repositorio institucional Memoria Académica (www.memoria.fahce.unlp.edu.ar). Miembro del Comité de Expertos del Sistema Nacional de Repositorios Digitales (SNRD) dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología (Mincyt).
Ver perfil en Memoria Académica

Tiempos de pandemia y proveedores de recursos en línea: alerta y análisis bibliotecarios


Palabras preliminares

Como bibliotecarias, docentes e investigadoras del campo de la bibliotecología y ciencia de la información, vemos con preocupación la forma en que algunos proveedores comerciales de libros electrónicos están difundiendo sus colecciones y servicios. Es habitual encontrarlos en eventos y jornadas profesionales en las que nos muestran sus productos, a veces a precios tentadores, con folletos publicitarios que anuncian cantidades enormes de documentos disponibles e importantes editoriales reunidas en un solo lugar. Pero ¿qué nos ofrecen realmente en esos combos?, ¿acaso esas colecciones son de utilidad para nuestros usuarios?

Si bien la compra de títulos digitales en bibliotecas es algo habitual desde hace bastante tiempo, es un hecho que las bibliotecas argentinas -y en particular las universitarias nacionales- no suelen contar con presupuestos generosos que permitan su fácil incorporación. Además, gran parte de los textos universitarios de grado en español continúan publicándose y, sobre todo, usándose mayormente en formato impreso, por lo que la inversión en este rubro es incierta y, por tanto, difícil de decidir en un contexto de escasez de recursos. En este sentido, las y los especialistas coinciden en señalar que la adquisición debería acompañarse con un plan de difusión y capacitación para favorecer la apropiación de los recursos electrónicos tanto por parte del personal docente como del estudiantado.

Recientemente, la empresa eLibro envió una propuesta a todas las universidades nacionales de gestión pública (UUNN) argentinas, a través del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), con motivo de la suspensión de clases presenciales decretada por el Gobierno nacional debido a la cuarentena obligatoria que rige para evitar la propagación del COVID-19 en Argentina. En la misma, ofrece sin cargo para el resto del 2020 acceso a su colección multidisciplinar y de textos multiusuario ‘eLibro Cátedra’, integrándola al Moodle[1] de cada universidad. Este producto se describe allí como “la mayor colección de textos digitales académicos en español del mercado, incluyendo unas 450 editoriales -comerciales y universitarias- como Granica, Fondo de Cultura Económica, Siglo XXI Editores, Akal, McGraw-Hill, Gustavo Gili, Manual Moderno, Universidad Politécnica de Catalunya, entre otras. Se trata de más de 100 mil textos a la fecha, a texto completo: libros, revistas, artículos y tesis”. Y aunque la colección se ofrece gratuita durante 2020, en este momento hay 36 instituciones en el país que figuran como clientes en su sitio web, de las cuales 14 son UUNN[2].

En este post nos proponemos analizar, concretamente, cuál es el contenido incluido en la colección “eLibro Cátedra”.

Seguir leyendo

Si la información se comercializa ... ¿el conocimiento se sci-hubea? : algunas reflexiones pos charla “Miradas sobre el acceso a la literatura científica”


“No hay justicia alguna en obedecer leyes injustas. Es tiempo de salir a la luz y en la gran tradición de la desobediencia civil, declarar nuestra oposición a este robo privado de la cultura pública.”

Aaron Swartz, Manifiesto por la guerrilla del acceso abierto

Un auditorio de pie -de tantos otros seguramente- aplaude a Alexandra Elbakyan, la kazaja que fue apodada la Robin Hood de la ciencia, por fundar en 2011 el sitio Sci-Hub y ofrecer para todxs la literatura científica que era accedida hasta el momento solo por aquellxs que podían pagar o que tenían una institución que les facilitaba el acceso. También a nosotrxs -lxs integrantes del equipo de investigación de acceso abierto que miramos en streaming- nos dan ganas de atravesar la pantalla por la cual nos llega la imagen para abrazarla y agradecerle por la barrera que está derribando y por su coraje. Además, ¿quién no ha visto en foros a lxs investigadorxs preguntando cómo acceder a Sci-hub cada vez que lo bajan de un servidor? ¿Quién no ha leído en grupos de Facebook o en Twitter que la proponen como premio nobel o proponen instaurar el día de su cumpleaños como día de celebración a nivel internacional? Ahora bien, como bibliotecarias militantes de acceso abierto e investigadoras de estas temáticas hace ya varios años, se nos vienen muchas preguntas a la mente, ¿a ustedes no?

Seguir leyendo

Sobre revistas y editoriales "sospechosas"

Por Marcela Fushimi (12/10/2018)

Tal vez a muchos de ustedes también les haya pasado ... pero desde hace un tiempo a esta parte, me pasa que recibo con frecuencia mensajes en mi casilla de correo como este: "Estimada Marcela Fushimi, buen día! Hemos leído su apreciado artículo publicado en la revista .... titulado ..... y el tema nos ha impresionado mucho. Ha llamado la atención a numerosos investigadores y académicos del campo." Valga como aclaración que el artículo mío que parece haber impresionado tanto es, en realidad, una reseña sobre un libro, es decir, no es un artículo original. Pero bueno, tal vez quien me escribe se impresiona fácilmente ;-)

sciencepg.png

Reviso el mensaje y observo que proviene de la editorial SciencePG, más concretamente de una revista denominada "American Journal of Applied Scientific Research", ISSN impreso 2471-9722 e ISSN Online 2471-9730. La revista se define como de acceso abierto, con política de referato y promesa de publicación en menos de 90 días. "Revista de acceso abierto", pienso, entonces debería estar incluida en DOAJ, el directorio de revistas open access. Pero no, voy al directorio y la busco. No aparece, ni por las palabras del título ni por sus dos ISSN.

Sigo leyendo y veo que me proponen publicar mis futuros trabajos e investigaciones en la revista, y no sólo eso, también me invitan amablemente a formar parte del comité editorial de la revista. Es más, me dicen que "en vista de mis conocimientos académicos y rica experiencia en este campo (que todavía me pregunto cuál será), ellos creen que soy "un candidato ideal para ocupar esta posición". Más aún, "creemos que su posición como miembro del comité editorial o revisor de artículos promoverá la comunicación científica internacional". Chau! La verdad es que con todos esos halagos, -sólo por un instante- me pregunto si será verdad. Pero me dura sólo un instante. Ya que entonces vuelvo a revisar el mensaje para ver cómo se llamaba la revista en cuestión, y no logro darme cuenta de qué se trata. "American Journal of Applied Scientific Research (AJASR)", algo así como "Revista americana de investigación científica aplicada" ... pero investigación aplicada de qué, en qué tema? Pues bien, al visitar el sitio para más información, la obtengo. Allí dice que AJASR publica artículos originales en todas las áreas de la biología y ciencias de la vida: biología, botánica, microbiología, ecología, biología del desarrollo, biofísica, ciencias de la vida, citología, fisiología, hidrobiología, biología molecular, biotecnología, anatomía, genética, zoología, neurobiología y bioquímica. Entonces pienso que se deben haber equivocado, por esto de que biología y bibliotecología se escriben parecido ....

Seguir leyendo

Bloqueo y lobby en contra de las editoriales monopólicas

Por Marcela Fushimi (29/06/2018)

En los últimos años venimos observando un esperanzador giro en la relación entre las editoriales científicas dominantes -como Elsevier, SpringerNature, Wiley y otras-,  y los distintos países a la hora de negociar la renovación de sus contratos de acceso a las publicaciones. Como es sabido, las instituciones académicas y de investigación de cada país -generalmente asociadas entre sí de alguna manera y con financiamiento estatal- negocian anualmente con cada uno de los proveedores el acceso a la literatura científica.
Un grupo de investigadores de la Universidad de Montreal (Larivière, Haustein & Mongeon, 2016) en Canadá mostró que los precios de las suscripciones son establecidos unívocamente por los editores internacionales y son sustancialmente más altos del costo real que implica la publicación. Este negocio es muy peculiar, ya que a diferencia de otras relaciones comerciales, aquí los autores entregan sus bienes -el conocimiento- de forma gratuita a los editores, y los consumidores -lectores e instituciones- tenemos que pagarle luego a los editores para poder acceder a ese mismo conocimiento que fue financiado, en la mayor parte de los casos, por nosotros mismos mediante financiamiento público.

carl.png

Según un informe (Shearer, 2018) de la Asociación de Bibliotecas de Investigación de Canadá, globalmente, de 2011 a 2015, los precios de las revistas académicas aumentaron entre un 5% y 7% por año, acumulando alrededor de un 25% en 4 años, con incrementos similares en 2016 y 2017. Esta tendencia excesiva de incremento de precios viene sucediendo desde hace al menos tres décadas: el índice de precios al consumidor en Canadá apenas alcanzó el 2% por año durante el mismo período, y las 29 instituciones académicas miembros del consorcio pagaron alrededor de $167 millones en 2011, $215 millones en 2014 y casi $260 millones en 2016 para acceder a las revistas. Los 5 editores “top” que controlaban cerca de la mitad del mercado y casi el 70% en algunas disciplinas alcanzaban márgenes de ganancia del orden del 29 al 39%. Otro problema frecuente en las negociaciones es la poca transparencia del proceso de contratación de las suscripciones, ya que los proveedores imponen cláusulas de confidencialidad que impiden divulgar los acuerdos alcanzados, y eso hace muy difícil la comparación de los precios y condiciones de cada contrato.
Frente a este escenario, comentaremos a continuación algunos eventos recientes que muestran un cambio de enfoque de algunos países y consorcios en su negociación con las editoriales que monopolizan el mercado de la edición científica.

DEAL.jpg

Seguir leyendo

Diez años de Memoria Académica (2007-2017)

Por Marcela Fushimi (19/10/2017)

 

Con motivo de cumplirse 10 años desde que se puso en funcionamiento el repositorio institucional Memoria Académica perteneciente a la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación y su Instituto de Investigaciones (FaHCE/IdIHCS - UNLP/Conicet), realizamos el pasado jueves 12 de octubre un evento junto a la comunidad académica para celebrar este aniversario.

Durante la Jornada, cuyo programa compartimos en este post, se mostraron los avances alcanzados, el uso actual que tiene el repositorio y los proyectos de mejora en el contexto de la Ley 26.899 de repositorios digitales institucionales de acceso abierto.

 

Seguir leyendo

>