Luc��a Correa


Cómo formular un proyecto de marcación para revistas científicas universitarias en diez pasos y no morir en el intento

Por Victoria Rozemblum (26/08/2021)

Estas líneas no son un barco que ayude a navegar el océano de la formulación de proyectos institucionales, pero sí algo similar a un salvavidas, para que no te tape el agua. Y puede parecer una metáfora un poco sonsa, pero quien tuvo que hacer algún proyecto institucional alguna vez en su vida sabe a qué me refiero -y sabe de la felicidad que es tener un salvavidas a mano-. Bibliografía para generar proyectos hay un montón. Modelos de proyectos hay todavía más. Encontrar justo ese que provenga de tu disciplina, que resuelva tu tabla de contenido y que ordene lo que querés hacer, es otro tema … Lo cierto es que todos los proyectos tienen una estructura con puntos en común y para resolverlos hay que hacerse varias preguntas. Los párrafos que siguen surgen de mi experiencia de la práctica profesional que realicé en 2019 en el marco de la Coordinación General de Revistas Científicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y recopilan las diez preguntas más importantes que me hice para arribar al proyecto de mejora que presento en mi trabajo final de carrera Propuesta de implementación del marcado para revistas científicas sostenidas por la Universidad Nacional de La Plata.

Quisiera aclarar que, aunque en los párrafos siguientes hay un orden sugerido, el proceso que transité para generar el proyecto de mejora no fue completamente lineal: comencé con una idea vaga de cuál era mi objetivo (que todas las revistas tengan marcado XML-JATS) pero este fue mutando y complejizándose a lo largo de armar el trabajo, ya que -si bien se puede soñar y los proyectos son justamente para eso, para proyectar- necesitaba tener un conocimiento sustancial de qué estaba pasando en la UNLP con respecto a las revistas, para generar un proyecto con posibilidades reales de ser aplicado en la institución y que, además, plantee su sostenibilidad en el tiempo.

Seguir leyendo

Ciencia abierta, comunismo y astrología: Entrevista a Alexandra Elbakyan

Por Carolina Monti (14/06/2021)

Sci-Hub tiene un objetivo concreto: proporcionar acceso masivo y público a la literatura científica y así contribuir al avance de la ciencia. Este año el sitio cumple 10 años de existencia y es el más usado en todo el mundo para descargar artículos de forma gratuita. El amor incondicional por parte de lxs cientificxs de todas latitudes y el continuo hostigamiento de las grandes empresas editoriales, hacen de ésta una historia tan tumultuosa como atractiva. H C-(M) entrevistó a su fundadora, Alexandra Elbakyan, y se acercó a nosotras para publicar la entrevista en español para Latinoamérica.
A continuación presentamos la imperdible conversación sobre comunismo y espionaje encubierto, la propiedad privada y un modelo de publicación anticuado. Entre medio de la charla, aparecen además como temas los prejuicios hacia las mujeres en la ciencia, la astrología y su relación con la información, los maleficios y otros intentos de Elsevier por bloquear a Sci-Hub en todo el mundo.

Entrevista a cargo de H C-(M)

Traducción e introducción a cargo de Carolina Monti

Esta conversación se publicó originalmente en el mes de marzo de 2021 en  Netzpolitik.org, ROARS – Return on Academic Research, Nero Magazine y the Institute of Network Cultures

Seguir leyendo

Acceso a la literatura científica en Argentina: Rutas y percepciones de investigadores del CONICET

Por Carolina Monti (04/05/2021)

Seguramente, lectora/lector de este blog, no se sorprenda si le digo que el sistema de publicación científica se encuentra en crisis desde hace varios años. Como profesionales de la información, bibliotecarias/os y defensores del acceso abierto ya tenemos muy en claro que el problema se encuentra en mayor medida en el actual modelo de negocio basado en suscripciones y publicación paga, que trata a las publicaciones como mercancías. Asimismo, sabemos que el Movimiento Internacional de Acceso Abierto ha sentado las bases para lo que por ahora sigue siendo el camino a seguir para lograr un cambio radical hacia un sistema de publicaciones enteramente en acceso abierto. Conocemos las iniciativas como AmeliCa en América Latina y el Plan S en Europa (cOAlition S /Plan S). También, conocemos casos de universidades o consorcios de instituciones académicas importantes que han terminado sus acuerdos comerciales con las grandes editoriales académicas comerciales. Pero ¿es todo esto suficiente? Parece que todavía resulta lejano revertir esta situación: un estudio estima que aún el 69% de los artículos publicados con DOI siguen estando solo accesibles a través de pago (Piwowar, Priem y Orr, 2019).

Entre tanto, otros estudios destaparon la olla: las y los científicas/os están usando sitios de descargas ilegales y redes sociales académicas para proveerse de la literatura científica necesaria para sus trabajos. Lo hacen sabiendo que muchas de estas formas son ilegales y existe evidencia de su uso en todas partes del mundo, incluyendo en nuestro país: un estudio que realizamos recientemente sobre el uso del sitio Sci-Hub mostró que las descargas realizadas desde Argentina tuvieron un gran aumento de 2015 a 2017, año en el que las descargas fueron más de un millón -un 1% de las registradas a nivel mundial- y las demandas respondieron en su mayor parte a trabajos publicados por las grandes editoriales comerciales internacionales y a temas relacionados con la salud.

Seguir leyendo

Aniversario de la sanción de la Ley 26.899


El 13 de noviembre de 2013, el Senado de la Nación sancionaba por unanimidad la Ley Creación de Repositorios Digitales Institucionales de Acceso Abierto. En noviembre también, pero del año 2016 la norma fue reglamentada por la Resolución 753 estableciendo plazos y pautas de funcionamiento.

La Ley 26.899 establece que las instituciones del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología que reciban financiamiento del Estado Nacional deberán crear sus “Repositorios Digitales Institucionales” de acceso abierto y gratuito en los que se depositará la producción científico tecnológica resultante del trabajo de investigadores, tecnólogos, docentes, becarios postdoctorales y estudiantes de maestría y doctorado. La producción científica que será difundida en dichos repositorios contempla trabajos técnico-científicos, tesis académicas, artículos de revistas, etcétera, que sean resultado de las actividades de investigación financiadas con fondos públicos. Además, se establece la obligatoriedad de publicar los datos de investigación primarios hasta 5 años después de la recolección para que puedan ser utilizados por otros investigadores.

El modelo de Acceso Abierto contemplado implica que los usuarios de este tipo de material pueden, en forma gratuita, leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos científicos y usarlos con propósitos legítimos ligados a la investigación científica, al desarrollo tecnológico, a la innovación, a la educación o a la gestión de políticas públicas, sin otras barreras económicas, legales o técnicas que las que suponga Internet en sí misma.

Seguir leyendo

El acceso abierto no es un modelo de negocio, es nuestro derecho a acceder a la literatura científica


En este último tiempo como bibliotecarias y activistas del Movimiento de Acceso Abierto hemos sentido un fuerte sentimiento de rechazo ante los anuncios que editoriales como Elsevier difunden entre investigadores. Tal como advierte Vessuri (2020) estos grandes grupos editoriales han tomado el control del acceso abierto bajo la premisa de “si no puedes ganarles, únete a ellos” y se proclaman ahora como sus “abanderados”, definiendo un modelo de negocio con base en el acceso a la información científica. Sin embargo, son los primeros en estar en contra de la apertura al permitir solo  el uso de licencias no comerciales luego de haberse favorecido de su explotación (Lund & Zukerfeld, 2020).

Hoy con la pandemia estas empresas han dispuesto en acceso abierto material científico acerca del COVID-19 con criterios propios -algunos de los cuales están nuevamente cerrados- para favorecer la circulación de conocimiento y avanzar más rápido hacia el desarrollo de una cura o vacuna, dejando en evidencia que el modelo imperante es contraproducente para una verdadera comunicación de la ciencia.  Como otrxs activistas, autorxs y pensadorxs del Acceso Abierto, nos preguntamos, ¿es sostenible el modelo tradicional del sistema de apropiación privada del conocimiento? y si lo fuese, ¿a qué costo? o mejor dicho, ¿qué costo estamos dispuestxs a seguir pagando? Mientras, nos toca escuchar que algunxs investigadores ya consideran que el acceso abierto se refiere únicamente a las revistas que cobran por publicar y otrxs incluso, nos consultan si las revistas de acceso abierto se refieren siempre a tener que pagar onerosos costos por publicar (APCs)1.

Seguir leyendo